fbpx

Precio del menú de boda: vigila con las trampas

De todas las tareas que más preocupan a la pareja que está a punto de casarse es el precio del menú de boda, quédate que te enseñamos como estar atentos a las trampas.

Todos sabemos que en cualquier celebración el asunto de la comida es un punto y aparte muy importante, sean grandes, medianas, formales o informales, en las fiestas el menú forma parte del éxito o no de los anfitriones.

Pero cuando comienza esa montaña rusa de emociones que implica tener una boda, el estrés y los nervios juegan a sus anchas para hacerte perder un poco la mente,  los pequeños detalles  a veces se ven olvidados, teniendo como consecuencia un descuido que afecta mucho tus finanzas.

Pero veamos a qué atenerse para que las sorpresas no interfieran en este tránsito tan relevante.

¿De cuánto será tu boda?

Según algunos portales más visitados en la web para sondear el precio del menú de boda, encontramos una coincidencia en torno a las cifras ponderadas para las celebraciones nupciales.

Se llegó a la conclusión que el menú comprende el 65% del presupuesto, para un total de 130 comensales, en el banquete se llegan a gastar unos 13.000 euros, pero también la cifra variará cuando se añade, el brunch, cena, tapas, etc.

Esto se calculó en base a 20.000 euros que la mayoría de las parejas deciden gastar en su unión matrimonial, fácilmente se tendría que invertir 100 euros por cubierto, y llegando a ocupar hasta los 200 euros si añadimos los extras mencionados.

Entérate cómo puedes elegir el menú de boda perfecto para tu gran día

¿Por qué varían los precios?

Muchas veces se le echa la culpa al cliente de la variabilidad en los precios, son tantas las exigencias a las que se enfrentan los servicios de banquetes, que terminan por considerarlo como un absurdo.

Les piden que haya atención permanente, repeticiones y un sinfín de servicios que se salen de lo acordado previamente.

“Quienes terminan socavando los costes son los padres de los contrayentes, se tira mucha comida” compartieron la misma conclusión la mayoría de los entrevistados.

A qué atenerse con las trampas

En toda celebración son muchas las ocupaciones que abordan a los protagonistas, están tan inmersos en sus quehaceres, obligaciones y si le sumamos los nervios que los arropa ante aquel acontecimiento, pueden pasarle por sus narices estos hechos.

De las fugas que pudieran suscitarse mencionamos el caso de los empresas de catering, quienes ofreciendo sus servicios se valen de artimañas para hacer de las trampas su mejor negocio.

De acuerdo a algunos camareros quienes se dieron el trabajo de compartir algunas de sus experiencias, han dejado expuestos algunos engaños de los que hacen estas empresas dedicadas a los servicios de comida en bodas.

Han afimado que los trucos de engaños aparecen cuando a los clientes se les ofrece un menú de prueba, pero que finalmente cambian al momento que sucede la boda.

Cambios en el menú ofrecido

Encontramos que en el precio del menú de boda se ofrecen platos como merluza chilena pero que este es cambiado por lubina, también una rebaja irrisoria en los gramos prometidos, como es el caso de las croquetas, se le suma también los pinchos y aperitivos de baja calidad.

Otro caso pasa con los vinos que son comprados con años de antelación al mayor a un precio realmente bajo, y son ofrecidos a una suma en el que se es incapaz de justificarlo.

Los jamones salen vestidos de buena calidad por el camuflaje de su presentación, pero en realidad es una baratija, también es el caso del plato de los niños encontrándose que los macarrones pueden llegar a ser del costo de un plato para adultos.

Estos sucesos llegan a ser vivencias cotidianas de las empresas de servicios de comida, pero inevitablemente los dueños de la fiesta no se llegan a enterar del todo, tampoco los invitados quienes ignoran lo que han contratado los novios.

Tampoco tiene certeza exacta sobre los invitados que acudieron a la celebración, por lo que tampoco es posible saber si la comida que se repartió fue para la cantidad que se ha contratado.

Aprendiendo a negociar

Pero aunque estas noticias te hayan tomado por sorpresa, existe la posibilidad de realizar cambios que resulten más favorables a su bolsillo y es negociando los precios.

Exiten pequeños trucos de los que valerte para conseguirlo, y no, no se necesita un máster en persuación para lograrlo, todo radicará en puntos específicos consensuados con tu contrapartida.

También otros tanteos indirectos pueden jugar a tu favor: una boda en un día domingo, evitar meses muy demandados, invitados numerosos en el que podrás conseguir jugosos descuentos.

Lo cierto es que el precio del menú de boda puede resultar beneficioso si sabes mover muy bien las piezas del ajedrez, y por supuesto la regla de oro nunca dejar de ser educados y valorar el trabajo los demás.

Comparte:

Índice

¿Te gustaría lucir en tu boda el maquillaje que siempre has soñado?

Social Media

Lo más leído

Suscríbete a mi Newsletter

Sé parte de nuestra comunidad, recibe los mejores consejos, secretos y sorpresas exclusivas para suscriptoras.

Sígueme en Instagram

Artículos relacionados

Recibe las últimas novedades

Suscríbete a mi Newsletter

Encuéntrame en

🤔 ¿Pero qué me estaré olvidando en mi boda?

Son muchísimas las cosas que no pueden faltar el día de tu boda. Por este motivo, quiero que recibas esta guía con las 7 cosas que todas las novias suelen olvidar en su gran día.

Abrir chat
Hola soy Erick 👋
¿En qué puedo ayudarte?